lunes, 11 de marzo de 2013

Migajas


qué poco espacio
para tanto terror indemne.

Los muros se aprietan contra los párpados. contra el pecho
y te vas:

no hay espacio aquí
las paredes se ocupan de hacer migajas mi sonrisa.

Alguien temió
que mi terror se convirtiera, al fin, en polvo de la nada. 


(imagen del Cómic 'El paréntesis', de Èlodie Durand)

8 Comentarios:

jonhancome dijo...

El temor es lo que ahoga.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Me dejas tocada con este poema. Menos mal que recuerdo aquello de que "el poeta es un fingidor" y me consuelo. Bueno, y también que las palabras conjuran nuestras tristezas.
Un abrazo.

J.Gomis López dijo...

Siento haberte dejado tocada con el poema Isabel... pero a veces, para que no acabe de ocurrir eso que dice johnan y acabarse por ahogar, es necesario sacudirse un poco el terror de alguna forma.
Y esta es la única forma que conozco para hacerlo...

Abrazos.

MAJECARMU dijo...

"Las paredes se ocupan de hacer migajas mi sonrisa..."Cuando el amor se va el espíritu vuelva a la jaula de si mismo,enclaustrado y aterrorizado ante su soledad y sus límites...La materia nos aprieta y nos ahoga...deshace el optimismo y la sonrisa.
Mi felicitación por este poema,que duele al leerlo,pero que es sin duda una liberación para el poeta,que se enfrenta a sus fantasmas y a sus miedos.
Mi abrazo grande y feliz noche,amigo.
M.Jesús

J.Gomis López dijo...

Muchas gracias María Jesús.

Un abrazo grande!

Darío dijo...

De eso se ocupan las paredes, en efecto. Un abrazo.

Sandra Garrido dijo...

Esos nudos que aprietan y ahogan encuentra su cauce en la poesía.

Me gusta

Un saludo

tecla dijo...

¿Alegría y terror son nada?
Todo es nada puesto que los instantes pasan.
Tan solo nos queda la memoria.

Luces

 
Con la tecnología de Blogger.