miércoles, 23 de enero de 2013

En medio del miedo


Desde el lugar del miedo
empezamos a decir o maldecir esta quietud.

Allí, en el lugar del miedo
quietos
como una imagen tatuada en la deformidad de los espejos
terminamos de soñar, como los niños que murieron -de miedo.

En medio del miedo un temblor nos apagó
los ojos
que se cargaron de sombra y autoculpas.
Pero un día, otro día, en medio del miedo empezamos
a entender:
la sombra de los ojos era un lienzo vacío.
Comenzamos a pintarlo alejándonos de esta quietud
mientras los cuerpos recobraban su color
como los niños renaciendo de su miedo.


17 Comentarios:

Maritza dijo...

Tus versos resumen el antes y el después de algo tan esclavizante y paralizante como el miedo, envuelto en esa "falsa" calma; inmovilidad de cuerpo y alma.
Quien no lo ha vivido no lo entiende.

Y la fotografía ilustra bien este sentimiento, observando desde las sombras el mundo allá afuera que florece de sol y color. Pero también nos muestra la posibilidad cierta de huir de él.

Me quedo a tu lado y te sigo.
(Gracias por tus comentarios).

Abrazos.

j.gomis lópez dijo...

Muchas gracias por valorarlo y quedarte a mi lado. Un auténtico placer descubrir vuestras palabras viniendo a juntarse con las mías; yo también voy y seguiré yendo al encuentro con las vuestras. Es un motivo más para salir del miedo.
Besos.

Lichazul dijo...

el temor para mi significa algo positivo... es mi cable a tierra
el saber que no somos infalibles

aunque hay miedos que paralizan,
a esos es mejor tenerlos bajo vigilancia médica



el miedo es un resabio de tiempos prehistóricos

abrazos

J.Gomis López dijo...

Lichazul, me gusta tu visión y tu sentir del miedo como algo positivo, como tu cable a tierra.
Y aquí, al miedo paralizante lo tengo bajo vigilancia poética (y también médica); es una forma de no quedarse paralizado.
Besos.

Caroline Blacksmith Bay dijo...

El miedo te llega a generar la sensación de habitar un cuerpo muerto, como el conejo que es incapaz de moverse y se queda con la mirada fija, paralizado ante los faros que le arrollan. No es fácil patalaear hasta la superficie y volver a coger aire.
Bello y desolador poema

J.Gomis López dijo...

Gracias por leerlo y dejarme esa bonita imagen del conejo quieto ante los faros que le arrollan. Es un placer leer lo que os producen mis poemas, aunque a veces sean desoladores.
Mua!

Vera Eikon dijo...

El miedo es el paso hacia atrás antes de impulsarnos. Es inherente a vivir...Bellos versos. Un abrazo

algamarina dijo...

Es un placer leerlo!
Éste, un lugar mágico...

Gracias por su caminata a la orilla de mi playa! Un verdadero goce...

Abrazo azul...

J.Gomis López dijo...

Muy buena visión del miedo Vera. Me gusta empaparme de vuestra forma de verlo; me ayuda a sentirlo de una forma más positiva.

algamarina, me alegra que éste te parezca un lugar mágico.

Abrazos!!

Lichazul dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lichazul dijo...

lapsus de nombre , porfis disculpa JAVI!!!

feliz fin de semana
:D

niebla dijo...

Gracias por venir a mi espacio y gustarte mis sentimientos...
También he leído algo de ti , y me gusta.

Marinel dijo...

Cual Aves Fénix renaciendo de sus cenizas,solo que en este poema tuyo,el fuego lo provoca ese aterrador sentimiento al que a la postre,hay que plantarle cara.
Eso o morir.
Y no podemos permitirnos perder algo tan bonito como la vida,a pesar de los pesares.
Besos y gracias por dárteme a conocer.

J.Gomis López dijo...

De nada niebla. Me encanta pasarme por vuestros espacios para sentir vuestras palabras.

Y de nada a ti también Marinel. Estoy de acuerdo en eso de plantarle cara al miedo o morir. Porque para vivir aterrado es mejor no hacerlo... Así que no queda otra que mirarlo de frente e intentar no dejarse devorar por el miedo (y todo su pesar).

Besos!

tierramojada dijo...

Tememos mirarnos porque tememos reconocernos. Y al reconocernos, tememos no aceptarnos.

Hoy, en la Kiss FM, han hablado del miedo; decían que te corta las alas.
El miedo es la peor cadena que puede tener un ser vivo.


Pero a nosotros no nos pasará nada de eso, porque tenemos la poesía


Un abrazo.

J.Gomis López dijo...

tierramojada, tu comentario me ha hecho sonreír de corazón... Porque sí, tenemos la poesía.

Abrazo grande!

José Manuel dijo...

Vivir con miedo ahoga las ansias de libertad del alma. Es como vivir sin vida.
Gracias por tu comentario en mi blog, me gusta lo que he leido por aquí, seguiré paseando por este lugar.

Un brazo

Luces

 
Con la tecnología de Blogger.