jueves, 17 de enero de 2013

Contra las puertas


hubiese entrado en el tiempo como una luz en la noche
pero la luz no hace la voz que sólo contiene tinieblas

hubiese penetrado el jardín como una lágrima en el agua
/pero el jardín es un muro tapiado por la sangre de las manos que solloza ya sin nervio

hubiese alcanzado el camino
si no fuera porque una andanza trémula lo ha deshecho a su paso

hubiese visto nacer las flores como una primavera indivisible
pero una conspiración de silencio mantiene a la tierra yerta

hubiese abierto la puerta del sol de las presencias anónimas
si no dolieran tanto las noctámbulas miradas

hubiese alimentado cien vidas
antes de empezar a engordar el esqueleto de mis sombras

pero ya empecé a salir
en cuanto llegué a este mundo. 


5 Comentarios:

Mareva dijo...

alto dolor que remueve punzándolo todo con escalofríos, y ese último verso que aulla al abismo y a ese vergüenza de haber nacido, que no se quita nunca

placer leerte, salud

J.Gomis López dijo...

un placer ser leído... aunque sean versos punzantes. Aquí seguimos...

Francesc Cornadó dijo...

Te doy la bienvenida como seguidor de mi blog. Compartimos el placer por la poesía.
Salud
Francesc Cornadó

J.Gomis López dijo...

Un placer Francesc.
Nos seguimos leyendo.

Vera Eikon dijo...

Muy bueno ese final. Cierras de forma perfecta el poema(y eso no es fácil..). Hermoso. Un abrazo

Luces

 
Con la tecnología de Blogger.